Amigos que vienen de noche

“Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos.  Este vino a Jesús de noche… ” Juan 3:1,2ª

Cuando un líder toma una posición pública, ya sea una posición doctrinal, por convicción o una posición moral, sea que esté a favor o en contra de algo… es evidente que una vez declarada su posición, no será popular para todos.

Líderes radicales sufren de pocos amigos.

No solamente corre el riesgo de perder amigos, aquellos que por miedo a ser clasificados con usted, le dejarán, todo para conservar su aceptación por la mayoría popular; además de esto existirán aquellos que por miedo a ser vistos con usted en público, vendrán a usted de noche… como Nicodemo.

Ay de los amigos que vienen a uno “de noche”. Aquellos que en lo secreto nos dicen al oído cuanto nos quieren, pero que en público no se atreven a juntarse con nosotros.

Nicodemo, tenía mucho que perder (si hubiese sido visto en público con Jesús). El era un principal entre los judíos. Era un “fariseo” y para estos la apariencia religiosa valía mucho más que la opinión del mismo Dios.

Aquel que viene a ti en lo secreto (aunque sus palabras sean más dulces que la miel) NO es tu amigo.

Tu amigo, no se avergüenza de ti. Te ama en el día en que eres aplaudido y te ama en el día en que eres perseguido. El amigo verdadero te ama en todo tiempo.

En todo tiempo ama el amigo, Y es como un hermano en tiempo de angustia. Proverbios 17:17