Benditos son los que no se sienten culpables por hacer algo que han decidido que es correcto. (Romanos 14:22 NTV)

¡Linda libertad de conciencia!