Dios creó una manera de satisfacer las demandas de su propia justicia sin condenar a toda la raza humana.
“EL EVANGELIO”

“Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; (1 Corintios 1:22, 23 RVR1960)”