“Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. Lc 2:19”

Hoy se celebra el “Día de las Madres” y qué mejor que aprender algunas lecciones de la madre de Jesús…

María era una mujer muy observadora… en el verso 51 dice de nuevo: “Y su madre guardaba todas estas cosas en su corazón. “

Nadie conoce mejor a un hijo que su madre. Las madres pueden ver cosas que otros no ven y yo creo que esto es una habilidad que Dios les ha dado.

Maria observaba a Jesús. A pesar de ser su madre, ella sabía que el niño no era como otros niños. Ella lo vió crecer y entendía su ministerio, y esto es comprobado en las bodas de Caná cuando ella “dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere”, respetando su autoridad y poder y sometiendo todo a su voluntad.

Aun cuando sus discípulos (excepto Juan) huyeron a esconderse a la hora de su muerte, su madre permaneció a su lado. (Juan 19:25)

Tu madre te conoce y nunca te va a dejar.