Tu eterna REDENCIÓN ya fue obtenida por UN SOLO sacrificio. Tu no puedes hacer nada (buenas obras, penitencias, ajustes de comportamiento) para ayudar a mantener esa redención. Ya está COMPLETA.

ETERNA =ininterrumpida

“y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención. Hebreos 9:12”