Éxito (de acuerdo a Dios) NO consiste en cuanto ACUMULAS sino en cuanto estás dispuesto a perder por ÉL.

Pablo era un ministro exitoso y lo perdió todo.

“por amor del cual lo he PERDIDO todo Filipenses 3:8”

“Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como PÉRDIDA por amor de Cristo. Filipenses 3:7”