Jesús resucita a la hija de Jairo 
(Mateo 9:18-19, 23-25; Marcos 5:22-24, 35-43; Lucas 8:41-42, 49-56)

Antes de que Jesús llegara a la casa de Jairo, le informaron a Jairo que su hija había muerto. Jesús fue a la casa y la resucitó, comentando que solo estaba dormida. Mateo 9:18-19

Mientras él les decía estas cosas, vino un hombre principal y se postró ante él, diciendo: Mi hija acaba de morir; mas ven y pon tu mano sobre ella, y vivirá. Y se levantó Jesús, y le siguió con sus discípulos. Mateo 9:18-19

Nuestro Dios se especializa en dar vida. Usted dirá: “Yo no me he muerto”.
En realidad, estar separado de Dios es estar muerto.

El que cree en el Hijo tiene vida eterna Juan 3:36

Gracias Dios en este día por del don de vida. En Cristo Jesús. Amén.