Jesús resucita al hijo de la viuda
(Lucas 7:11-17)

Jesús se compadeció de una viuda cuando la vio llorar por su hijo muerto. Jesús tocó el féretro, le ordenó al joven que se levantará, y se lo regresó a su madre.

Y cuando el Señor la vio, se compadeció de ella, y le dijo: No llores. Y acercándose, tocó el féretro; y los que lo llevaban se detuvieron. Y dijo: Joven, a ti te digo, levántate. Lc 7:13-14
Dice el texto que Jesús se “compadeció” de la viuda.

Dios hace milagros por compasión. El ha tenido compasión de nosotros y se compadece de todo aquél que tiene necesidad.

Señor HOY recibimos la abundancia de compasión y amor que has tenido con nosotros. Y sabemos que podemos venir confiados delante de ti y tu no nos echar fuera, mas atiendes a nuestra necesidad. En Jesús. Amén.