Jesús sana a un hombre enfermo de hidropesía
Aconteció un día de reposo,[a] que habiendo entrado para comer en casa de un gobernante, que era fariseo, éstos le acechaban.
2 Y he aquí estaba delante de él un hombre hidrópico.
3 Entonces Jesús habló a los intérpretes de la ley y a los fariseos, diciendo: ¿Es lícito sanar en el día de reposo?[b]
4 Mas ellos callaron. Y él, tomándole, le sanó, y le despidió.
5 Y dirigiéndose a ellos, dijo: ¿Quién de vosotros, si su asno o su buey cae en algún pozo, no lo sacará inmediatamente, aunque sea en día de reposo?
(Lucas 14:1-6)

Jesús sanó a un hombre enfermo de hidropesía en el Sábado luego de preguntar su opinión a los fariseos, que no respondieron. Tras despedir al hombre, Jesús los enfrentó diciendo: “¿Quién de ustedes, si su asno o su buey se cae en un pozo, no lo saca enseguida, aunque sea en día de reposo?”.

Para Jesús, es más importante sanarte a que tu guardes cualquier ceremonia o precepto. El vino a traer relación en lugar de religión.

Señor, HOY recibimos tu amor y compasión y creemos que tu estás interesado en sanarnos. Gracias en el nombre de Jesús. Amén.