“Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios Lucas 9:62: ”

La mano “en el arado” hace referencia directa a “labor”. Para que el obrero sea aprobado debe terminar bien la carrera, y para terminar bien la carrera debemos mantener nuestros ojos en la meta.

Pablo dice: “prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. Filipenses 3:14”

Llegar bien a la meta trae un gran premio consigo… ¡Corramos bien!