“No menospreciéis las profecías.Examinadlo todo; retened lo bueno. 1 Tesalonicenses 5:20-21”

Una de las cosas preciosas que Dios te ha dado como creyente se llama discernimiento. Sin embargo, discernimiento no es un sentimiento subjetivo que capta cosas en el aire. Es peligroso aun dejarnos llevar por impresiones al no ser que éstas esten fundadas completamente en la palabra de Dios. Entonces nuestra regla para discernir es muy clara. Es la palabra de Dios, donde Fe y Razón trabajan juntas para darnos sano entendimiento.

¡No creas todo lo que oyes, y de lo que ves, solamente cree la mitad, pero lo que está escrito… créelo todo y confía en Dios!

En la voz de la reforma… Sola Scriptura: La Biblia es la única regla infalible de la fe (doctrina) y la práctica (costumbres).