NO FUIMOS LLAMADOS A TRISTEZA

NO FUIMOS LLAMADOS A TRISTEZA
Si tu sermón hace sentir a la gente culpable, intimidados y con miedo, es hora de hacer ajustes.
Como ministros del Evangelio hemos sido puestos para “Añadir Valor” a las personas a quienes SERVIMOS. Levantar sus fuerzas, equiparlos, animarlos y liberarlos.
DIOS ve a su Iglesia “limpia y sin mancha”(Col 1:22 Heb 10:14). No hay razón para que tu la veas diferente. Les amamos – JA Pérez


Red de Desarrollo Bíblico™

Estudia desde la comodidad de tu hogar. Cursos en Liderazgo, Teología y Vida Cristiana, para aquellos que aman el alimento sólido.

Haz click aquí para más información sobre los cursos.
Respaldados por la Escuela de Liderazgo Internacional™ y la Facultad de Teología Latinoamericana™.


Up Next:

HOY somos privilegiados

HOY somos privilegiados