No te descalifiques.

No te descalifiques.

“Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, SI QUIERES, puedes limpiarme. Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: QUIERO; sé limpio. Y al instante su lepra desapareció.  Mateo 8:2,3”

Todos sabemos y creemos que Dios es poderoso para sanarnos o librarnos de cualquier situación. Sin embargo algunos de nosotros es probable pensemos que Dios NO quiera hacerlo porque no lo merecemos, o no calificamos porque hemos fallado en algo.

La realidad es que Jesús, no solamente puede sanarte, EL QUIERE hacerlo aunque no lo merezcas.

En realidad NO nos merecemos nada (Rom 3) sin embargo EL nos ha dado todo por su favor inmerecido hacia nosotros.

Él PUEDE y QUIERE sanarte y librarte de tu situación. RECÍBELO