Pablo y Silas puertas de la prisión abierta por un terremoto
Hechos 16:25-26
Reina-Valera 1960 (RVR1960)
25 Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían.
26 Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron.

Hoy canta himnos, alaba a tu Dios. El puede quebrar cualquier prisión en tu vida.

Aquello que te ha mantenido atado, es roto HOY, en el nombre de Jesús. Amén.