Paz prometida y entregada


Paz “en la tierra” fue anunciada antes del nacimiento del Mesías

A parte de traer salvación eterna a todo aquel que en Él cree, parte de la misión de Jesús en su ministerio fue traer paz.

Paz en Cristo por JA Pérez

El anunciamiento

Príncipe de paz profetizado

Isaías profetizó que el Mesías que vendría, parte de su nombre es “Príncipe de Paz”.

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Is 9:6

Este anunciamiento nos dice que Paz es parte de su nombre y por ende la importancia de cuan entrelazado el mensaje de Paz está en Su misión.

El canto de los ángeles

En Lucas, capítulo 2 dice la Biblia que mientras unos pastores guardaban sus rebaños, se les apareció un ángel anunciándoles el nacimiento del Mesías. Dice también que repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían lo siguiente:

¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres! Lc 2:14

En el canto de los ángeles Paz es de nuevo anunciada ligada al nacimiento de Jesús. Es interesante ver que dice: “en la tierra paz”.

Más adelante veremos que es la voluntad de Dios que tu camines en Paz, en esta tierra. Es decir, el Señor no solo nos dio promesa de vida eterna en el cielo, también hizo provisión para que vivamos en Paz mientras estamos todavía en esta tierra.

Jesús nos entrega paz

La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. Juan 14:27

En el versículo anterior, Jesús acaba de dar la promesa del Consolador diciendo que Éste era “el Espíritu Santo”, a quien el Padre enviaría en su nombre a los creyentes. La misión del Espíritu Santo es consolar, ayudar, guiar a los creyentes una vez que Jesús fuera tomado.

Pero no sólo prometió Jesús que nos iba a dejar al Espíritu Santo cuando Él se hubiese ido, también dijo que nos dejaría “paz”. Él dijo “la paz os dejo

Paz en un regalo, un legado que Jesús nos dejó.

Esa paz que recibimos cuando recibimos el Espíritu Santo, que es el Espíritu de verdad que ahora habita en nosotros.

Entonces, Paz debe ser una realidad que llena nuestras vidas, que nos abraza y nos inunda en medio que cualquier situación que podamos estar atravesando.

Note que esta paz que Jesús promete es una paz sobrenatural —no como el mundo la da.

El mundo te puede dar una paz temporal, la cual puedes obtener por medio de técnicas, estrategias, programas, etc… esta paz es pasajera y se desvanece.

La paz que Jesús da es “completa” y duradera. Sobrepasa todo entendimiento.

Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Isaías 26:3

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. Filipenses 4:7


Completa Paz — Serie

Cómo tener paz interna en un mundo de ruido, presiones, demandas y prisa.

Periódicamente iré añadiendo escritos y notas a esta jornada. Si te suscribes aquí, estos te estarán llegando automáticamente a tu correo electrónico, de manera que no te pierdas ninguno de ellos (de paso, al suscribirte te regalo un libro).

A medidas que avanzamos en esta serie, estaremos aprendiendo lo siguiente:

  • Cómo multiplicar paz en nuestras vidas.
  • Cómo ser libres de culpabilidad y las malas memorias del pasado.
  • Cómo eliminar el ruido y las distracciones que nos quitan paz.
  • Cómo recibir el don de no condenación y experimentar paz interior.
  • Cómo eliminar la ansiedad, el estrés y la intranquilidad.
  • Cómo vivir en un ritmo de contentamiento y continuo gozo.
  • Cómo la paz de Dios nos prepara para días buenos y elimina los temores del futuro.

Continúa leyendo los escritos añadidos a esta serie hasta el momento.

Up Next:

Completa Paz

Completa Paz