“Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Juan 15:4”

Si no estamos en él y cerca de él no podemos dar fruto.

Charles Spurgeon dijo: “Vive cerca de Jesús cristiano y será de secundaria importancia si resides en la montaña del honor o en el valle de la humillación”.

No importa lo que venga a tu vida, no importa las circunstancias, no importa lo que esté pasando en su vida, si estas en él, si estas permaneciendo en el ese gozo que él pone en ti, nadie lo puede cambiar y nada ni nadie te puede separar de ello.