Mientras te mantengas dentro de Romanos 8:28, estarás seguro(a). Toda ansiedad y temor al futuro son regulados por esta promesa.

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Rom 8:28