Sana a un hombre mudo poseído por un demonio

A un hombre que estaba poseído por un demonio y no podía hablar, lo llevaron a ver a Jesús.

Mientras salían ellos, he aquí, le trajeron un mudo, endemoniado. Y echado fuera el demonio, el mudo habló; y la gente se maravillaba, y decía: Nunca se ha visto cosa semejante en Israel. Mateo 9:32-33

HOY recibe tu libertad en el nombre de Jesús. Amén.

Up Next:

Jesús sana a dos hombres ciegos

Jesús sana a dos hombres ciegos