“Si es necesario gloriarse, me gloriaré en lo que es de mi debilidad. 2 Corintios 11:30”

¿Será necesario gloriarse? En realidad creo que no… pero, si fuera un requisito, entonces en lo único que podemos gloriarnos es en nuestra debilidad.

De nuestra habilidad no ha salido mucho. Aun en la salvación… dice la Biblia que él nos salvó cuando aun estábamos “muertos en nuestros delitos y pecados”. Es decir… “Nosotros NO nos limpiamos primero para después venir a Dios”… El nos atrajo “conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad Ef 1:11”

Nos trajo como estábamos y  así nos salvó… y la obra de “santificación”… ese trabajo de hacernos más como él… no ha sido conforme a nuestras fuerzas… Dios ha operado en nuestra debilidad para que la gloria sea solamente suya.