Al final de las imposibilidades pueden comenzar las posibilidades.

“Si puedes creer, al que cree todo le es posible”. Marcos 9:23