|

Solo con Dios

| Reflexiones, Uncategorized

David no se convirtió en un degollador de gigantes en el día de la batalla. Esto había sucedido tiempo antes, cuando pasaba grandes cantidades de tiempo “solo con Dios” mientras cuidaba las ovejas de su padre.

“Dijo Saúl a David: No podrás tú ir contra aquel filisteo, para pelear con él; porque tú eres muchacho, y él un hombre de guerra desde su juventud. David respondió a Saúl: Tu siervo era pastor de las ovejas de su padre; y cuando venía un león, o un oso, y tomaba algún cordero de la manada, salía yo tras él, y lo hería, y lo libraba de su boca; y si se levantaba contra mí, yo le echaba mano de la quijada, y lo hería y lo mataba. Fuese león, fuese oso, tu siervo lo mataba; y este filisteo incircunciso será como uno de ellos, porque ha provocado al ejército del Dios viviente. (‭1 Samuel‬ ‭17‬:‭33-36‬ RVR1960)”

 
Ver todos los escritos

 

JA Pérez
JA PérezSoy esposo de una mujer sabia, y padre de tres hermosos tesoros. Amo escribir y viajo el continente sirviendo gente en labores humanitarias y festivales que traen esperanza a sus vidas (vea en qué estoy trabajando en este momento). Invierto bastante tiempo observando los retos que enfrentan individuos y familias en nuestra América, y en respuesta he escrito varios libros y sostengo seminarios donde expongo principios e ideas prácticas para solucionar estos retos. Leer más.

Únase a nuestros 376760 amigos en facebook.

Más:

  • Visite nuestra página de libros para ver todas nuestras publicaciones así como material de entrenamiento y conferencias.
  • Para reportes de festivales pasados, así como proyectos presentes de carácter misionero y humanitario, visite las páginas oficiales de la Asociación JA Pérez en castellano o en ingles.

Lea todos los beneficios del Club Embajadores.

Suscríbase a mi carta periódica y reciba reflexiones, pensamientos y artículos, además de libros y material gratis para edificar su vida espiritual.
 

Mi correo electrónico es...

 


No spam. Se puede borrar cuando guste.