Proverbios 28:20 dice:

“El hombre de verdad tendrá muchas bendiciones; Mas el que se apresura a enriquecerse no será sin culpa.”

Dios quiere bendecirte. Dios quiere darte cosas buenas.

Dios quiere prosperarte, por supuesto pero todas las cosas buenas toman tiempo.

Necesita uno crecer espiritualmente en conocimiento de la palabra de Dios, madurar a la vez que vamos prosperando… no necesitamos apresurarnos.

Dice Pablo en primera de Timoteo capitulo 6 dice el verso 9:

“Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición…”

Nosotros no tenemos que estar corriendo detrás de las riquezas ni tratando de apresurarnos para adquirir cosas, eso no es bendición.