Pero Jehová tenía preparado un gran pez que tragase a Jonás; y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches. Jonás 1:17


No solo es este un gran milagro. También es sombra de el “Milagro de Milagros” en la misma boca de Cristo: La Resurrección.

Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches. Mateo 12:40

Gracias Señor porque resucitaste de los muertos para darnos vida. En Jesús. Amén.