Estamos abandonando las ataduras de una idiosincrasia y cultura de culpas y limitaciones y avanzando hacia una esfera de posibilidades y conquistas de incalculable relevancia… ¡Vamos por el Continente!