El “PASADO” sirve para tres cosas:

1- Para recordar los momentos felices.

2- Para recordar los errores que cometistes y no repetirlos.

3- Para recordar a quienes te fallaron, perdonarlos, pero no permitir que lo hagan de nuevo.

Todo lo otro ha sido borrado.

Y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades. Hebreos 8:12

– por Anabel Pérez