El Antiguo Pacto consistía en HACER.

El Nuevo Pacto consiste en RECIBIR.

Bajo la Ley, siempre estabas tratando de agradar a Dios, pero nunca era suficiente, por lo tanto nunca te sentías en Paz.

Bajo el Nuevo Pacto dice Pablo en Romanos 14:17 que el Reino de Dios NO consiste en comida ni bebida, en otras palabras NO es por lo que te abstengas o dejes de abstenerte…

El Apóstol dice que el Reino consiste en: “justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo”

Entonces el versículo 18 dice: Porque el que en esto sirve a Cristo, agrada a Dios, y es aprobado por los hombres.”

Recibir su Justicia (que ya sucedió cuando fuimos salvos) nos permite RECIBIR su Paz y su Gozo… RECIBIENDO estas cosas AGRADAMOS a Dios.