“Compra la verdad, y no la vendas; La sabiduría, la enseñanza y la inteligencia Prov 23:23”

Somos buenos para invertir en nuestra persona cuando eso tiene que ver con comida, ropa, o útiles que necesitamos en el diario vivir… ¿Pero alguna vez has pensado que al igual que tu cuerpo, tu espíritu, alma e intelecto también necesitan alimento?

Te insto a incluir estas cosas en tu presupuesto pues son necesarias.

Libros que alimentan el entendimiento… música que alegra el alma y glorifica a tu Creador.