El engaño de las riquezas ahogan la palabra
JA Pérez Septiembre 11, 2012

“El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa. Mateo 13:22”

En Estados Unidos existen personas que tienen hasta tres empleos y trabajan de Domingo a Domingo. Si es una persona luchando para criar a sus hijos (como en el caso de muchas madres solteras o personas de muy bajos recursos) se justifica. Sin embargo en ocasiones es para mantener un “status”, o mantener un tren de vida más allá de sus niveles adquisitivos.

He visto personas venir al Evangelio, pero por causa de esto jamás pueden asistir a una congregación y alimentarse de la palabra y por lo tanto son enredados en la corriente y los afanes de este mundo.

No vale la pena. Mejor es bajar nuestro nivel de vida y mantener nuestra frescura espiritual y la paz que solo viene de continua dependencia en la palabra.

No permitas que el afán por obtener más ahogue la palabra en tu vida.

 

 

 

 
     

JA Pérez
JA PérezSoy esposo de una mujer sabia, y padre de tres hermosos tesoros. Amo escribir y viajo el continente sirviendo gente en labores humanitarias y festivales que traen esperanza a sus vidas (vea en qué estoy trabajando en este momento). Invierto bastante tiempo observando los retos que enfrentan individuos y familias en nuestra América, y en respuesta he escrito varios libros y sostengo seminarios donde expongo principios e ideas prácticas para solucionar estos retos. Leer más.
Únase a nuestros 381653 amigos en facebook.

Suscríbete

Suscríbete a mi carta periódica y recibe reflexiones, pensamientos y artículos, además de libros y material gratis para edificar tu vida espiritual.
 

Mi correo electrónico es...

 


No spam. Se puede borrar cuando guste.