Eliseo hizo flotar a la superficie del Jordán el hierro (hacha) que había caído al río (2 Reyes 6:1-7).

El varón de Dios preguntó: ¿Dónde cayó? Y él le mostró el lugar. Entonces cortó él un palo, y lo echó allí; e hizo flotar el hierro 2 Reyes 6:6

Todos sabemos que el hierro no flota. Aquí vemos como por la Fe, del profeta, Dios rompe una de las leyes físicas que él estableció en la creación.

Para Dios esto no es cosa difícil. Tampoco es difícil para Dios mover lo que sea necesario para cuidarte, sanarte, o suplirte sobrenaturalmente. Aquí a la vez vemos un milagro de deuda saldada, pes el hacha era prestada (v.5).

Dios te puede salvar de deudas inesperadas, especialmente aquellas que han venido por causa de un accidente.

En esta hora, Señor, ponemos delante de ti esa deuda, esa necesidad y creemos que tu sobrenaturalmente causas que sea saldada. Para ti no hay nada imposible Señor. Te lo pedimos creyendo y lo hacemos en el nombre de Jesús. Amén.