Fue por SU obediencia que fuiste salvo… no por la tuya.

Fue por SU obediencia que fuiste salvo… no por la tuya.
“Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno los muchos serán constituidos justos. Rom 5:19”


Red de Desarrollo Bíblico™

Estudia desde la comodidad de tu hogar. Cursos en Liderazgo, Teología y Vida Cristiana, para aquellos que aman el alimento sólido.

Haz click aquí para más información sobre los cursos.
Respaldados por la Escuela de Liderazgo Internacional™ y la Facultad de Teología Latinoamericana™.


Up Next:

¿Bajo cual régimen deseas estar?

¿Bajo cual régimen deseas estar?