Gente que te dañó (repetidas veces) en el pasado, debe permanecer en el pasado. Perdónalos, pero déjalos en el pasado. ¡Sus opiniones y/o aceptación NO te dañarán ya más! —JA Pérez (Día Nuevo)

No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. Isaías 43:18