“Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Isaías 53:5”

Gracia es Gratis para ti pero no para Dios. A Dios le costó muy caro.

El precio que tomó redimirte (que significa: comprarte) fue muy alto. Dios no solo entregó a su único (Jn 3:16) hijo… ese hijo (Jesús) padeció grandemente en nuestro lugar.

Dice la Biblia que fue “molido”.

Estamos agradecidos con Dios eternamente.