“porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. Filipenses 2:13”

El hacer bien es algo que no nace de nosotros. Por causa del pecado el hombre por naturaleza es inclinado a hacer el mal.

Es Dios “en nosotros” quien produce cualquier deseo de hacer el bien. El está en absoluto control.