Jesús sana al sirviente del centurión
JA Pérez Noviembre 21, 2012

Jesús sana al sirviente del centurión
(Mateo 8:5-13, Lucas 7:1-10)

—Señor, no merezco que entres bajo mi techo. Pero basta con que digas una sola palabra, y mi siervo quedará sano. Mt 8:8
Un centurión le pidió a Jesús por medio de intermediarios que sanara a su sirviente. Cuando Jesús se dispuso a ir, el centurión expresó que no se sentía digno que que Jesús entrara en su casa. Al saber esto, Jesús curó al sirviente sin verlo y alabó al centurión por su gran fe.

Con solo una palabra de la boca del maestro puedes ser sano(a).

Hoy oro para que él cure tus heridas. En Jesús. Amén.

 
     

JA Pérez
JA PérezSoy esposo de una mujer sabia, y padre de tres hermosos tesoros. Amo escribir y viajo el continente sirviendo gente en labores humanitarias y festivales que traen esperanza a sus vidas (vea en qué estoy trabajando en este momento). Invierto bastante tiempo observando los retos que enfrentan individuos y familias en nuestra América, y en respuesta he escrito varios libros y sostengo seminarios donde expongo principios e ideas prácticas para solucionar estos retos. Leer más.
Únase a nuestros 381303 amigos en facebook.

Suscríbete

Suscríbete a mi carta periódica y recibe reflexiones, pensamientos y artículos, además de libros y material gratis para edificar tu vida espiritual.
 

Mi correo electrónico es...

 


No spam. Se puede borrar cuando guste.