La caída de Jericó (Josué 6:6-25)

Entonces el pueblo gritó, y los sacerdotes tocaron las bocinas; y aconteció que cuando el pueblo hubo oído el sonido de la bocina, gritó con gran vocerío, y el muro se derrumbó. El pueblo subió luego a la ciudad, cada uno derecho hacia adelante, y la tomaron. Josué 6:20

¿Hay algo imposible para Dios? 
¿Podrá Dios derrumbar los muros en tu vida?

Muros de incredulidad, muros de incomunicación, que nos encierran y no permiten que entra la bendición o que salga lo mejor de nosotros. Muros que son prisiones y nos atan.

Hoy yo toco trompeta… Sonido de Bocina y digo que esos muros se derrumban y no tienen más poder sobre tu vida. En el nombre de Jesús. Amén.