Liberación del horno de fuego

Jesús salva a Sadrac, Mesac y Abed-Nego (Daniel 3:19-27)


Entonces Nabucodonosor se llenó de ira, y se demudó el aspecto de su rostro contra Sadrac, Mesac y Abed-nego, y ordenó que el horno se calentase siete veces más de lo acostumbrado. Y mandó a hombres muy vigorosos que tenía en su ejército, que atasen a Sadrac, Mesac y Abed-nego, para echarlos en el horno de fuego ardiendo Daniel 3:19-20
Dios te puede librar de tu horno de fuego. Ya sea del fuego de la tentación o del fuego de la prueba. Aunque tu situación parezca perdida, Dios te puede librar HOY.
Y se juntaron los sátrapas, los gobernadores, los capitanes y los consejeros del rey, para mirar a estos varones, cómo el fuego no había tenido poder alguno sobre sus cuerpos, ni aun el cabello de sus cabezas se había quemado; sus ropas estaban intactas, y ni siquiera olor de fuego tenían. Daniel 3: 27
Señor, Hoy creemos que para ti no hay nada imposible. Creemos que tu nos libras y salimos completos y sin daños. En Cristo Jesús. Amén.


Red de Desarrollo Bíblico™

Estudia desde la comodidad de tu hogar. Cursos en Liderazgo, Teología y Vida Cristiana, para aquellos que aman el alimento sólido.

Haz click aquí para más información sobre los cursos.
Respaldados por la Escuela de Liderazgo Internacional™ y la Facultad de Teología Latinoamericana™.


Up Next:

El mar rojo se dividió en dos

El mar rojo se dividió en dos