El mar rojo se dividió en dos (Exodo 14:21-31)

Y extendió Moisés su mano sobre el mar, e hizo Jehová que el mar se retirase por recio viento oriental toda aquella noche; y volvió el mar en seco, y las aguas quedaron divididas. Exodo 14:21


En una ocasión después de haber terminado una charla sobre este tema a estudiantes de una universidad, se me acercó un escéptico y me dijo que “el mar rojo en sea época del año tenía solo dos pulgadas de agua”, a lo que le respondí: “entonces el milagro fue más grande, pues se ahogó un ejercito de egipcios en dos pulgadas de agua”.

“Y volvieron las aguas, y cubrieron los carros y la caballería, y todo el ejército de Faraón que había entrado tras ellos en el mar; no quedó de ellos ni uno. Ex 14:28”



Tu no puedes razonar a Dios. El es poderoso y puede alterar cualquier ley física… después de todo, El fue quien las estableció.
No importa cual sea tu problema o tu desesperación, quizá te sientes como que un ejercito de problemas te persigue.

Hoy. Dios puede hacer un milagro en tu vida, para que tu pases en seco y llegues al otro lado.

Señor, Hoy extendemos la vara creyendo que tu pones tu mano en lo imposible y milagrosamente nos sacas al otro lado. Lo creemos en el nombre de Jesús.