La religión te mantiene atado a continuas penitencias y obras muertas que jamás te permiten disfrutar verdadera libertad. SU GRACIA te liberta UN VEZ y para siempre.

“Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados Hebreos 10:11”

—–VERSUS—–

“…pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado. Hebreos 9:26”