Mira afuera del círculo

Tu estas preocupada/o y afectada/o sea por críticas o acciones que provienen de cierto grupo de personas.

Pudiera ser los compañeros de clase en la universidad o el colegio, los compañeros de tu club deportivo, compañeros de trabajo, miembros de una asociación a la que perteneces, o aún los otros que asisten a tu grupo de estudio bíblico o iglesia —especialmente iglesia pequeña.

No podemos negar que hay actitudes que lastiman. Tus relaciones con dicho grupo puede que sean complicadas… y lidias con sentimientos y emociones que te quitan la paz.

Actitudes de competencia, celos, o la intriga del silencio por aquellos que te ignoran o hacen caras cada vez que hablas.

Te sientes mal, y con razón.

Muchas de esas actitudes pueden ser un tipo de abuso… por lo menos, abuso emocional.

¿Qué haces? ¿Cómo manejar una situación así?

¿Ir y decirles?

A veces, lo mejor es no decir, pues personas que abusan a otros emocionalmente, rara vez reconocerán que tienen un problema.

Personas narcisistas y egocéntricas tienden a actuar como víctimas. ¡Ellos son los mártires!

¿Tratar de ser como ellos para que te acepten?

Esto no funciona. Lastimarás la esencia de quien tu eres, y buscar la aceptación de otros te dañará más. Además, esperar aceptación de otros es darles mucho poder.

Tu aceptación viene de Dios, quien te ha aceptado tal como eres.

para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado… Efesios 1:6

¿Tratar de ayudarlos?

Otra vez. Personas así, rara vez reconocerán que tienen un problema.

Entonces, si intentar estas ideas no funciona… ¿Qué podemos hacer para ser libres de los daños de este círculo de personas?

Profesionales dedicados a mejorar las interrelaciones humanas, te pueden mostrar varias maneras de lidiar con este tipo de esquema, y sí, muchas de estas ideas te pueden ayudar; sin embargo, hoy te voy a invitar a ver esta situación desde otro ángulo.

Para mi ha funcionado, y creo que pudiera funcionar para tí.

Mira afuera del círculo

Aquí te va una ciencia que te hará libre y es muy sencilla.

Hace muchos años —durante la década de los 90— estaba yo en una ciudad sirviendo en el ministerio.

Sucedió que comencé a recibir una intensa crítica de parte de gente con quienes tenía relaciones ministeriales. Las críticas no tenían ninguna base lógica. Este grupo de personas criticó mi manera de ministrar, mis mensajes, etc…

Al principio traté de conceder, y ajustar aun mi estilo, pero nada los podía tener contentos, no importa lo que hiciera.

Así sufrí por un tiempo, las intrigas, los malos tratos, y me costó muchas lágrimas.

Un día, estando yo en oración, recuerdo que miré a una mesa y había sobre ella un mapa abierto.

Mi vista se quedó fija en el área del mapa que representaba la ciudad donde yo estaba, y en ese momento sucedió algo. Yo no me atrevo a decir que Dios me habla ligeramente, sin embargo, yo creo que fue el Espíritu de Dios quien puso este pensamiento en mi mente:

“Tu vista está fijada en un círculo de gente que está en esta ciudad, pero mira lo grande que es el mapa, y cuantos miles de ciudades con millones de gente que están fuera del círculo de aquellos que te afligen”.

Wow. La ciudad donde yo estaba ahora parecía como un puntito insignificante comparado con el resto del mapa.

Esto cambió mi perspectiva.

A veces estamos sumergidos dentro de nuestro pequeñito mundo formado por el círculo de personas que nos rodean. Pero ¿sabes tu, que muchos de ellos pronto no estarán ahí?
Algunos van a graduar y se irán de la escuela, y nunca más los verás. Otros cambiarán de trabajo, o se irán a otra iglesia y pronto no estarán en tu vida.

Si vemos las cosas en esta perspectiva, no prestaremos atención a las palabras hirientes de alguien que pronto no estará ahí.

Mira afuera del círculo. Pon tu vista en el panorama más grande… en todo el mapa, y no solamente en el círculo temporal donde en este momento te encuentras.

Ideas:

1- Mirar afuera del círculo no significa aislarte socialmente. Los seres humanos necesitamos convivir. Apartarte y hacerte solitario NO es la idea que quiero comunicar.

2- Mirar afuera del círculo sugiere que, tu vida es más grande que el círculo donde ahora te encuentras. Mira el panorama más grande.

3- La otra idea que quiero comunicar es que “toda situación difícil por la que estés pasando es temporal”.

Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria 2 Corintios 4:17

Dios tiene mejores planes para tu vida. El estancamiento es temporal. Tu tribulación es momentánea. Comienza a llamarla así.

4- La mejor manera de mantener nuestra vista fuera del círculos de problemas es manteniéndola en Jesús.

puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. Hebreos 12:2

Si te bendice esto, compártelo con alguien, y déjanos saber.