|

Multiplicación del aceite de la viuda

| Reflexiones, Uncategorized

 Cuando las vasijas estuvieron llenas, dijo a un hijo suyo: Tráeme aún otras vasijas. Y él dijo: No hay más vasijas. Entonces cesó el aceite. 2 Reyes 4:6


Es muy interesante que venimos delante de Dios pidiendo un milagro, y él nos pregunta ¿Qué tienes en casa?

La Fe se pone en acción cuando usamos lo que tenemos a la mano. Dios suplirá tus necesidades conforme a (y la medida es) sus riquezas en gloria (Fil 4:19), pero recuerde que esa promesa fue dada a la iglesia que estuvo con Pablo en toda cuestión sembrando en las misiones desde el principio. A veces no recibimos el milagro, porque solo estamos preocupados por recibir y todos gira alrededor de nuestro beneficio. El profeta Eliseo te pregunta hoy: ¿Qué tienes en casa? ¿Qué estas dispuesto a dar? ¿Te puedes desprender?

Pensemos más en dar que en recibir, y Dios siempre se ocupará de nosotros.

Señor, quita todo egoísmo de nosotros. No se trata de nosotros todo el tiempo. Ayúdanos a desprendernos y mirar hacia afuera más que hacia nosotros mismos. En Cristo Jesús. Amen.

 
Ver todos los escritos

 

JA Pérez
JA PérezSoy esposo de una mujer sabia, y padre de tres hermosos tesoros. Amo escribir y viajo el continente sirviendo gente en labores humanitarias y festivales que traen esperanza a sus vidas (vea en qué estoy trabajando en este momento). Invierto bastante tiempo observando los retos que enfrentan individuos y familias en nuestra América, y en respuesta he escrito varios libros y sostengo seminarios donde expongo principios e ideas prácticas para solucionar estos retos. Leer más.

Únase a nuestros 376432 amigos en facebook.

Más:

  • Visite nuestra página de libros para ver todas nuestras publicaciones así como material de entrenamiento y conferencias.
  • Para reportes de festivales pasados, así como proyectos presentes de carácter misionero y humanitario, visite las páginas oficiales de la Asociación JA Pérez en castellano o en ingles.

Lea todos los beneficios del Club Embajadores.

Suscríbase a mi carta periódica y reciba reflexiones, pensamientos y artículos, además de libros y material gratis para edificar su vida espiritual.
 

Mi correo electrónico es...

 


No spam. Se puede borrar cuando guste.