Necesitamos intelectuales en la Iglesia de hoy

Antes de comenzar y para no parecer pretencioso, debo decirle que no me considero uno de ellos. No, no creo ser un intelectual… como diría Pablo (refiriéndose a otro asunto) “no pretendo haberlo ya alcanzado (Fil 3:13)”, muy lejos de ello.

Sin embargo conozco a varios intelectuales, he podido estar cerca de ellos. Hombres con vasta erudición que verdaderamente saben “usar bien la palabra de verdad (2 Timoteo 2:15)”.

De estos, necesitamos más en la Iglesia de hoy.

Necesitamos intelectuales en la Iglesia de hoy

¿Por qué?

Porque ha existido un movimiento dentro de la iglesia moderna que exalta las revelaciones, las profecías, lo sobrenatural, el éxtasis, la experiencia, lo místico y paranormal.

De esto está llena la reunión del Domingo. La música diseñada a provocar sensacionalismo, la experiencia antes que el entendimiento. Motivación con exuberancia. Aunque nada quede en la razón.

Y se hacen decisiones basadas en experiencias. Bastará la palabra de un “profeta” para que muchos abracen aun ministerios a los que Dios no les ha llamado y una congregación tome rumbos, haga cambios de dirección, y decisiones lejos del razonamiento.

A veces también se interpretan textos y conceptos doctrinales por simples intuiciones humanas de aquél que tuvo un sueño o simplemente espiritualiza un texto fuera de contexto Bíblico y el estudio disciplinado de los textos sagrados.

He oído a predicadores atacar la educación y el estudio. Diciendo que ellos solo necesitan “la guianza del Espíritu”. Mal usando textos como: “la letra mata” y otros similares. Atacando a las instituciones de estudio Bíblico avanzado.

Estas tendencias unidas, son la receta perfecta para algo que hoy reina dentro de las iglesias evangélicas: La Ignorancia.

Ocúpate de la lectura

Para empezar. La iglesia debe regresar a la lectura.

Mire el consejo de Pablo a Timoteo.

Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza. 1 Timoteo 4:13

Tres cosas dice Pablo en ese texto, pero la primera es la lectura. Sin lectura no puede haber exhortación Bíblica.

Hoy en días mucho interpretan la exhortación como si fuera regaño. Usted ve como estos ignorantes usan el púlpito para insultar, culpabilizar y dañar a los santos.

En tercer lugar, el texto menciona “la enseñanza”. Si la exhortación es la entrega predicada de un conjunto de verdades Bíblicas aplicativas, la enseñanza es un nivel aún más profundo.

Es la exégesis del texto. La entrega de las verdades plasmadas en los textos sagrados en forma lógica, consistente, después de mucha oración, estudio, y consulta.

Esto produce crecimiento espiritual en los oyentes. Pero todo comienza con la lectura.

El maestro, predicador, debe antes de hablar ser un lector.

Intelectuales en Berea

 Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. Y ellos, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos. Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así. Hechos 17:10,11

Note que dice la palabra que estos eran más nobles. 

El versículo 12 dice que había allí “mujeres griegas de distinción”.

Nobles, y personas distinguidas nos dice que el nivel de educación en Berea era más alto que en otras ciudades.

Quizá los más interesante en estos textos es que dice en el versículo 11 “escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así”.

Gente madura, lee, y estudia y comprueba que lo que se está predicando es conforme al texto.

Gente así no puede ser engañada por “profetas” o “adivinos” que deambulan hoy dentro de las congregaciones. 

Necesitamos intelectuales

Maestros que amen el estudio. Ministros que se eduquen. Con preparación superior a la que ofrecen las universidades seculares. De manera que el Evangelio pueda ser expuesto con lógica y razón. Así, llegará la palabra delante de príncipes, de reyes, y delante de los que moldean la culturas presentes en la naciones. Para que Cristo sea levantado en alto y representado por gente que verdaderamente traen sentido al discurso, capaces de persuadir aun a las mentes más avanzadas de nuestra era.


Desarrollo Red™

Estudia desde la comodidad de tu hogar. Cursos en Liderazgo, Teología y Vida Cristiana, para aquellos que aman el alimento sólido.


Red de Desarrollo Bíblico™

Estudia desde la comodidad de tu hogar. Cursos en Liderazgo, Teología y Vida Cristiana, para aquellos que aman el alimento sólido.

Haz click aquí para más información sobre los cursos.
Respaldados por la Escuela de Liderazgo Internacional™ y la Facultad de Teología Latinoamericana™.


Up Next:

La Cobertura y El Diezmo de Diezmos: Mecanismos de Manipulación

La Cobertura y El Diezmo de Diezmos: Mecanismos de Manipulación