Ningún General ha llegado a 5 estrellas sin heridas. La señal de madurez en un líder son las marcas que lleva en su alma… cicatrices que muestran haber llegado al otro lado de la batalla, vez tras vez.

Pablo dice:
“De aquí en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús. Gálatas 6:17”