Pedro y Juan usados para que en Samaria recibiesen el Espíritu Santo

14 Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan;
15 los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo;
16 porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús.
17 Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo. Hechos 8:14-17
Ser bautizado con el Espíritu Santo es un milagro, especialmente cuando vemos la evidencia sobrenatural de lenguas lo cual no se puede explicar con palabras naturales.

Hoy, yo creo que eres lleno sobrenaturalmente con el Espíritu Santo de la promesa. En Jesús. Amén.