“Vino otro, diciendo: Señor, aquí está tu mina, la cual he tenido guardada en un pañuelo; porque tuve miedo de ti, por cuanto eres hombre severo, que tomas lo que no pusiste, y siegas lo que no sembraste.  Lucas 19:20-21”

La cosecha de este hombre no se recogió porque él escondió la mina en un pañuelo por causa del miedo.

Aquello que el Señor había puesto en su mano para multiplicar, no produjo fruto.

El miedo te roba la bendición, te roba tu siembra. El miedo te roba la cosecha de tu siembra… el miedo te paraliza.

¿Qué es lo que te roba el miedo?
Todo aquello que has dejado de hacer por miedo, es lo que el miedo te ha robado.

El miedo te paraliza para que no tomes acción y cuando no hay acción no puedes lograr ninguna cosa… eso es lo que el miedo te roba.