Dice Colosenses capitulo 2 en el verso 9: “Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, 2:10 y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad”.

Fíjese bien, todo lo que es Dios habita en Jesucristo.

En él habita todo lo que es Dios y no solamente eso, nosotros estamos completos en él (en Jesucristo) y a la vez en Dios que es la misma persona.

Estamos completos en él.

Tu no tienes que hacer nada para completarte. Tú no tienes que buscar nada más.

No tienes que probarle nada a nadie… ni aun a Dios tienes que demostrarle nada.

Tu seguridad no consiste en lo que tu logres. Estas seguro porque estás en Cristo.