“Honra a tu padre y a tu madre, para que disfrutes de una larga vida en la tierra que te da el Señor tu Dios. Ex 20:12”

 “Yo, el Señor, Dios de Israel, lo afirmo. Yo honro a los que me honran, y humillo a los que me desprecian. 1 Sam 2:30”

  • Lo primero que promueve nuestras vidas es cuando Dios nos honra.
  • Al honrar a Dios cosechamos honra. Esto herencia recibida.

“Así que no nos cansemos de hacer el bien. A su debido tiempo, cosecharemos numerosas bendiciones si no nos damos por vencidos. Gálatas 6:9″