Es fácil encontrar IGNORANTES que actúan con prepotencia y arrogancia mientras los GRANDES se muestran amables y humildes.

“Vi siervos a caballo, y príncipes que andaban como siervos sobre la tierra. Eclesiastés 10:7”