|

Sin culpas ni remordimientos

“Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos. Daniel 9:24”

El cumplirse esta profecía recibimos tres cosas:

1- Jesús puso fin al pecado.

2- Jesús expió la iniquidad.

3- Jesús trajo justicia perdurable.

Lo que quiere decir que por el perfecto sacrificio que él hizo, nuestro pecado ha sido quitado (recuerde lo que dijo Juan el Bautista: Este es el cordero de Dios que QUITA el pecado del mundo); también de la misma manera toda iniquidad (o desobediencia) ya fue expiada y por su gracia hemos sido declarados justos.

Su Justicia en tí no es algo que se interrumpe cuando desobedeces y luego se repara cada vez que te arrepientes. No, no, no… esa justicia es eterna e ininterrumpida. Ese trabajo ya está completado.

Recibe eso. Camina en paz completa, sin culpas ni remordimientos.

 
Ver todos los escritos

 

JA Pérez
JA PérezSoy esposo de una mujer sabia, y padre de tres hermosos tesoros. Amo escribir y viajo el continente sirviendo gente en labores humanitarias y festivales que traen esperanza a sus vidas (vea en qué estoy trabajando en este momento). Invierto bastante tiempo observando los retos que enfrentan individuos y familias en nuestra América, y en respuesta he escrito varios libros y sostengo seminarios donde expongo principios e ideas prácticas para solucionar estos retos. Leer más.

Únase a nuestros 376432 amigos en facebook.

Más:

  • Visite nuestra página de libros para ver todas nuestras publicaciones así como material de entrenamiento y conferencias.
  • Para reportes de festivales pasados, así como proyectos presentes de carácter misionero y humanitario, visite las páginas oficiales de la Asociación JA Pérez en castellano o en ingles.

Lea todos los beneficios del Club Embajadores.

Suscríbase a mi carta periódica y reciba reflexiones, pensamientos y artículos, además de libros y material gratis para edificar su vida espiritual.
 

Mi correo electrónico es...

 


No spam. Se puede borrar cuando guste.