“Os escribo a vosotros, hijitos, porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre. 1 Juan 2:12”

Amado, si usted ha confesado a Cristo como Señor y Salvador de su vida, es importante que usted sepa y esté seguro que sus pecados han sido perdonados.

Todos sus pecados, pasados, presentes y futuros.

Si usted cree que solamente los pecados pasados han sido perdonados, usted tendrá continuos conflictos internos. Cada vez que usted desobedezca a Dios en algo, se sentirá condenado e ira a tratar de conseguir perdón por medio de la confesión y el arrepentimiento (o remordimiento).

La realidad es que “Dios no lo evalúa a usted basado en su comportamiento (su esfuerzo humano para tratar de estar bien con Dios). Dios lo evalúa a usted basándose en lo que Cristo logró por usted en la cruz. Y en la cruz, Cristo consiguió el perdón completo de todos sus pecados, pasados, presentes y futuros.

Sabiendo esto podemos caminar en paz.