Ámalos, dales de comer, y regresales su vista

Eliseo hirió de ceguera a los hombres que el rey de Siria había enviado para que lo detuvieran (2 Reyes 6:18-23).

Y luego que los sirios descendieron a él, oró Eliseo a Jehová, y dijo: Te ruego que hieras con ceguera a esta gente. Y los hirió con ceguera, conforme a la petición de Eliseo. 2 Reyes 6:18



Este milagro fue tan tremendo que los Sirios jamas regresaron a molestar a Israel (v.23).

Eliseo fue sabio y en lugar de permitir que el Rey de Israel matara a los Sirios, les dio de comer y los envió de regreso a su tierra después de haberles regresado la vista.

Y cuando llegaron a Samaria, dijo Eliseo: Jehová, abre los ojos de éstos, para que vean. Y Jehová abrió sus ojos, y miraron, y se hallaban en medio de Samaria. 2 Reyes 6:20

Un milagro de Dios puede impactar a tus enemigos de manera que no te molesten más, y no solo eso… que Dios los ponga en una posición donde tu les des de comer.

Hoy. En lugar de enojarte con tus enemigos, mejor permite que Dios te use poderosamente para impactar sus vidas. Ámalos, dales de comer, y después que hayan perdido su vista (su dirección, su camino), deja que Dios te use para regresarselas.

Señor, HOY venimos a ti creyendo que TU nos usas con poder para quitar mala visión y dar visión fresca y nueva. Para alimentar (ministrar) a aquellos que no nos quieren y hacerlo en amor. En Cristo Jesús. Amén.